Asistencia privada apoya a mujeres embarazadas en situación vulnerable durante contingencia sanitaria


  • Nacen 28 bebés durante los primeros cuatro meses de confinamiento y, de acuerdo con los registros, cero casos de contagio por coronavirus.

Reporte Escarlata
Naucalpan, Edoméx.- 14 de julio del 2020- En momentos de contingencia sanitaria por el COVID-19, Vida y Familia México, IAP, institución legalmente constituida ante la Junta de Asistencia Privada del Estado de México (JAPEM), organismo sectorizado a la Secretaría de Desarrollo Social, brinda apoyo a mujeres embarazadas en situación vulnerable.

Dicha fundación se constituyó como IAP en 1997, sin embargo, ha trabajado desde hace 35 años en apoyar a mujeres en periodo de gestación. Actualmente cuenta con 19 casas-hogar en toda la República mexicana y 18 oficinas de enlace, teniendo su matriz en Naucalpan, Estado de México.
“Lo que hace Vida y Familia es apoyar y ver de manera integral a cualquier mujer embarazada que se encuentre vulnerable y que nosotros la podamos atender, cuidar, acompañar y atenderla durante su embarazo, su parto y su postparto”, informó Susana Vallina Fabre, Coordinadora de Comunicación, vinculación y canalización de Vida y Familia México, IAP.
La representante de la institución señaló que el Patronato de Vida y Familia decidió no cerrar sus puertas ante la contingencia para recibir a las mujeres que pidan ayuda, atendiendo todas las medidas preventivas.
“Vida y Familia decidió no cerrar sus puertas, aunque sabemos que hay varios refugios que sí lo hicieron, pero nosotros hemos atendido a varias personas desde el 20 de marzo que cerramos oficinas, como lo dicta el protocolo sanitario del Estado de México, pero la casa está completamente abierta para recibir a cualquier mujer que pida ayuda”, destacó Susana Vallina.
De igual forma, indicó que durante estos cuatro meses se internaron 51 mujeres y de manera externa se atendió a poco más de 250 mujeres mediante atención telefónica para orientación, canalización y escucha.
Asimismo, Vallina Fabre informó que durante el periodo de contingencia han nacido 28 bebés y destacó “hasta ahorita no hemos tenido un caso de coronavirus, así que lo agradecemos mucho”.
“Mi bebé nació de ocho meses, las enfermeras siempre estuvieron preocupadas por mi salud y por mi bebé y cuando se requería me llevaban al hospital, la doctora que venía a revisiones también muy amable, muy responsable, muy respetuosa”, compartió Cristina N., una de las beneficiadas por la institución.
“Me siento segura, me siento tranquila, con lo del Covid tenemos las medidas de prevención para no enfermarnos, para no contagiarnos”, comentó Daniela N., otra de las mujeres que se encuentran dentro de la casa-hogar de Vida y Familia.
La atención a las medidas sanitarias, el aislamiento y la aplicación del protocolo sanitario ha permitido que tanto las futuras mamás como los bebés por nacer gocen de salud.
La representante de la institución señaló que cada mujer que ingresa pasa un periodo de aislamiento en un área específica de la casa, la cual está muy bien orientada y cuenta con espacios para separar a las mujeres de reciente ingreso con las que cuentan con más tiempo dentro del hogar y que una vez que se tiene la certeza de que no está infectada se le integra con las demás compañeras.
Susana Vallina informó que antes del confinamiento por la pandemia, las mujeres albergadas podían recibir visitas de sus familiares, e incluso, si lo deseaban  podían salir, pero a raíz del confinamiento se restringieron las visitas familiares y se analiza cada caso por separado para valorar la posibilidad de recibir su visita o establecer contacto de manera remota a través de videollamada.
Igualmente señaló que durante su estadía en la institución, las mujeres albergadas pueden participar en distintos talleres para su capacitación e integración al trabajo.
Hay talleres tales como Atención a Comensales, Estilismo, Computación, Corte y Confección e incluso se les orienta sobre cómo hacer su currículum, cómo presentarse, cómo solicitar un trabajo.
Finalmente, la representante de Vida y Familia hizo un llamado a la ciudadanía para que sigan apoyando en preparar una despensa básica para que las nuevas mamás puedan llevarse a casa: alimentos no perecederos, pañales, artículos de higiene personal, ropa nueva para bebé, en suma, un sencillo obsequio que les permita iniciar su nueva vida con esperanza en el futuro.
Las personas interesadas en contribuir con las mamás y sus bebés pueden hacerlo estableciendo contacto a través de las redes sociales de la JAPEM en Twitter @JAP_EdoMex, en Facebook @Japem Estado de México o directamente llamado a Vida y Familia México al teléfono 55-2569-5782 o en la página de Facebook @VifacMéxico.

Share on Google Plus

About El Escarlata

0 comentarios:

Publicar un comentario